• alopecia-micropigmentacion-hombre
  • calvicie-redensificacion-micropigmentacion
  • capilar-micropigmentacion-mujer-bcn
  • dermopigmentacion-vitiligo
  • maquillaje-permanente
  • micropigmentacion-oncologica
  • micropigmentacion-vitiligo

Consejos para cuidar tu piel en verano

 

Protégela frente al sol. La piel tiene memoria

La mejor forma de cuidar la piel en verano es evitar las exposiciones prolongadas al sol y evitar hacerlo entre el mediodía y las cuatro de la tarde. Ir a la playa a primera hora de la mañana, pasear, nadar y hacer ejercicio suave en la orilla cuando todavía no hace demasiado calor es la mejor opción para tu piel y tu cuerpo. 

Busca una lugar con sombra durante las horas de mayor irradiación, toma un batidos vitamínicos, una comida mediterránea y haz una siesta para recuperar la piel y preparar el cuerpo para las actividades de la tarde.

A pesar de las campañas para la protección de la piel frente al sol, el cáncer de piel va en aumento y según la OMS (Organización Mundial de la Salud) cada año se diagnostican más de dos millones de casos con un incremento aproximado del 5% de melanomas. 

Por tanto es imprescindible no abusar de las exposiciones solares (principalmente a mediodía), utilizar un buen fotoprotector y aplicarlo correctamente, todo ello necesario para prevenir el cáncer de piel. 

Los expertos aseguran que más del 80% del envejecimiento de nuestra piel se debe a causas externas, principalmente por un exceso de radiación solar, frente al 20% que corresponde al envejecimiento natural como si de otro órgano se tratara.

Cuando estés al sol protege también tu vista y aprovecha para lucir las nuevas gafas de sol, usa gorras o pamelas y viste ropa cómoda y fresca, el algodón y el lino son los tejidos más aconsejables.

Si además los meses previos a las vacaciones, si es que no lo haces durante todo el año, intenta llevar una dieta mucho más sana, añade a tus menús más vitaminas, aumenta también la ingesta de antioxidantes y de colágeno.

Prepara tu piel para el verano incorporando a tu dieta más...

Vitamina A por sus beneficios en la regeneración de la piel (espinacas, broquil, perejil, diente de león, zanahorias)

Vitamina B mejora el flujo sanguíneo aportando más oxígeno a la dermis. Insiste en la B6, B7, B9 y B12 (legumbres, patatas, ajo, productos integrales, huevos, frutos secos, semillas de cereales, avena, leche)

Vitamina C imprescindible en la síntesis del colágeno y reduce el daño de los radicales libres (pimientos, cítricos, kiwi, bayas, rábano.

Vitamina E antioxidante, contra el envejecimiento prematuro y combinada con la vitamina A ayuda a prevenir ciertos cánceres de piel (hortalizas de hoja verde, productos derivados de la soja, aceites vegetales, productos integrales, yema de huevo).

Zinc oligoelemento importante en la protección contra los rayos UV (ostras, hígado de ternera, semillas de calabaza y sandía, chocolate negro, cordero)

Estimulantes del colágeno, carne de pollo, pavo, buey, pescados azules, marisco, lácteos y leche de soja, clara de huevo, hortalizas y frutos rojos como sandía, tomate, fresas, cerezas.

Las consecuencias de las quemaduras solares

Además de ser dolorosas y molestas afectan al ADN de la piel. Conoce más a fondo las consecuencias de las quemaduras solares y recuerda: la piel tiene memoria.

Si éstas son repetitivas a lo largo de la vida como en las zonas más susceptibles de quemarse, espalda, escote, cara, etc. aumenta la posibilidad de sufrir cáncer de piel en el futuro, incluso 20 más años después de haber sufrido la quemadura, ya que la piel va almacenando el daño a que está expuesta.

La Academia Española de Dermatología insiste en la importancia de cuidar la piel durante la infancia y la adolescencia ya que las lesiones por el sol en estas etapas tienen consecuencias en las etapas de adultos y tercera edad.

¿Qué hacer frente a una quemadura solar?

Lo mejor es prevenirlas mediante el protector solar y evitando exponerse durante las horas de radiación elevada, pero si se da el caso de veros afectados lo más recomendable es la aplicación de “after sun” de preferencia en textura "gel" y que contenga elementos hidratantes que aceleran la regeneración celular y calmantes que os alivien la molestia. Los de aloe vera, extracto de manzanilla y caléndula. Una solución realmente mágica es la aplicación de la pulpa del aloe vera directamente sobre la quemadura (siempre y cuando no seáis alérgicos a esta planta).
Además deberéis beber mucho líquido para estar bien hidratados. 
Altamente desaconsejable una exposición al sol mientras las quemaduras no están totalmente recuperadas.

Esperamos que estos consejos os sirvan de ayuda para cuidar vuestra piel. Dermopigmentación Clínica os desea un feliz verano.

 

Lee también...

- ¿Sufres de ALOPECIA o CALVICIE? Conoce el tratamiento estético TCM Twin Capilar Dermopigmentation, en solo dos sesiones recupera tu imagen

- La dermopigmentación como la solución más efectiva para la corrección estética del vitíligo