Solución estética para cicatrices y quemaduras

Tras una intervención, debido a un traumatismo o después de una quemadura pueden quedar cicatrices difíciles de eliminar y que pueden ser estéticamente poco aceptadas por el paciente. 

La dermopigmentación es un tratamiento que permite corregir estéticamente las cicatrices haciéndolas imperceptibles.

Este tratamiento, complementario de la cirugía reparadora, se realiza con anestesia local y consiste en insertar en la dermis, a través de micro-agujas, pigmentos minerales que difuminan la zona afectada.